Servicios de traducción para el sector hotelero

«Está prohibido depositar la llave de la habitación en otra persona». Esta fue una traducción real al inglés de los términos y condiciones de un hotel en Japón. En el sector hotelero, las traducciones precisas y confiables pueden parecer costosas, pero imagine el precio que pagaría por una traducción incorrecta como esta.

Una oficina de boletos aéreos de Copenhague tenía un letrero que decía: «Tomamos sus maletas y las enviamos en todas las direcciones».

Una sencilla prueba de competencia de los ejemplos anteriores habría detectado de inmediato que el lingüista no era un hablante experto de inglés. Al traducir al inglés, LingPerfect utiliza solo hablantes nativos, para garantizar la precisión y la calidad de cada proyecto.

Elegir a una firma de traducción para localizar su contenido significa seleccionar a alguien que será una extensión de su marca y de su empresa. Esta extensión lo ayudará a aumentar las ventas y el reconocimiento de la empresa. Es fundamental ser selectivo a la hora de decidir quién será su mensajero multilingüe y garantizar que sean especialistas en viajes y ocio. El proveedor de servicios de idiomas (LSP) debe dominar las diferencias culturales y los matices lingüísticos. Estas diferencias pueden ir desde terminología legal específica entre diferentes países hasta saludos básicos, y todos ellos pueden tener un impacto enorme en el desarrollo de una empresa si el contenido no se localiza correctamente.

Los huéspedes y viajeros de otros países tienen en cuenta diversas consideraciones al evaluar su satisfacción con un servicio. Poder reconocer estas consideraciones es una ventaja para el proveedor de servicios de idiomas al realizar las traducciones y localizaciones. Por ejemplo, la Universidad de Cornell realizó un estudio de la satisfacción de huéspedes de hotel en 8 países, y determinó que el principal motivo para elegir un hotel es la conveniencia/ubicación. Sin embargo, el segundo motivo variaba mucho entre diferentes países. En los EE. UU., Canadá y otros países, el precio era el segundo factor determinante al elegir un hotel; en Italia, este era la reputación; y en España, las experiencias anteriores en el hotel.

Para las empresas que desean expandir sus mercados al extranjero, asociarse con el proveedor de servicios de idiomas apropiada y con estos conocimientos en profundidad puede marcar una diferencia radical.